Steve Jobs, el talento de un emprendedor.

Por Marcelo Perez (para Ikigai)

Como veníamos comentando en publicaciones anteriores de nuestra sección en la era digital, un factor distintivo de la economía reciente son la innovación y el talento. Este último está relacionado a una actitud, también describe el grado de inteligencia personal o la conformación de un equipo de trabajo que permita desarrollar todas sus potencialidades. 

En las recientes notas nos referimos a Steve Jobs como un innovador que marco nuestra manera de proyectar negocios y visibilizar el futuro próximo. La aparición de los ordenadores y computadoras personales facilitando una “nueva ola tecnológica” que permitieron potenciar procesos y masificar la era información. 

Apple, es sinónimo de una marca más distinguida e innovadora. En la historia reciente de la era tecnológica no conocimos a un innovador tan preocupado y activo por los detalles y servicios de un producto. Además de celulares IPhone y computadoras. Apple promovió la empresa Pixar, destinada a la animación de películas de última generación.  

Para Walter Isaacson, biógrafo del exitoso emprendedor, comenta que “Para Jobs, el concepto de sencillez encerraba profundas significaciones. Sencillez significaba facilidad de uso.  Jobs tenía la idea de que muchos de los usuarios se veían intimidados frente a la tecnología. Sencillez significaba también que el usuario pudiera recurrir a su intuición al momento de usar un producto Apple”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *