Muhammad Yunus: No se trata de volver al viejo mundo, sino de rediseñarlo.

Por Marcelo Pérez (Para Ikigai)

Para el fundador del Banco Grameen y Premio Nobel de la Paz Muhammad Yunus

«No se trata de volver al viejo mundo, sino de rediseñarlo»

En una nota aparecida el pasado 9 de mayo en en el diario «La Nación», el economista, emprendedor y lider social manifestó de forma categórica que «la pandemia abre la posibilidad de replantear la economía con foco en la conciencia social y climática; si no lo hacemos, vendrán catástrofes más graves

Aunque desde su esperanzador enfoque, el covid 19, también ofrece una oportunidad sin precedentes: «En este momento, el mundo tiene que responder una gran pregunta, y esa pregunta no es sobre cómo volver a encender el motor de la economía. Esa respuesta, por suerte, ya la tenemos, y hemos acumulado mucha experiencia en el manejo de procesos de recuperación.»

En 2006, Yunus y el  Banco Grameen fueron condecorados con el  Premio Nobel de la Paz, «por sus esfuerzos para incentivar el desarrollo social y económico desde abajo». El Comité Noruego Nobel hizo notar que «la paz duradera no puede ser alcanzada a menos que grandes grupos de la población encuentren formas en las que puedan salir de la pobreza.»

Sin embargo en estos días de pandemia a nivel global el innovador economista subraya: «Contábamos los días que faltaban hasta que el planeta se convirtiera definitivamente en un lugar inhabitable para el ser humano debido a la catástrofe climática. Sabíamos que la inteligencia artificial es una bomba de tiempo de desempleo global masivo. Y tratábamos de no olvidar que la década actual representa nuestra última oportunidad: pasada esta década, cualquier esfuerzo que hagamos para salvar nuestro planeta será insuficiente, y sus beneficios apenas marginales. ¿Debemos volver a ese mundo?»

En un paso más que apunta a señalar los grandes retos a la civilización actual,

Muhammad Yunus desliza una posibilidad: «Cuando sentimos que una herramienta no da los resultados que esperábamos, sabemos que hay algún problema, ya sea en el hardware o en el software que estamos usando.», afirma. Para agregar: «Lo único que tenemos que hacer es arreglarlo. No podemos excusarnos.  Si queremos un mundo con cero emisiones netas de carbono, tenemos que desarrollar un hardware y un software a tales fines. Lo mismo si queremos un mundo con desempleo cero o sin concentración de la riqueza. Cuando los seres humanos se proponen algo, lo hacen. Nada es imposible para el ser humano

«El punto de partida del programa de reconstrucción postpandémico deberá poner en el centro de la toma de decisiones una fuerte conciencia social y ambiental.  Los gobiernos deben garantizar que cada dólar que desembolsan aportará un máximo de beneficios sociales y ambientales, frente a todas las demás opciones.», enfatiza Yunus frente a la crisis civilizatoria que atraviesa la humanidad.

«La gran pregunta que estamos llamados a responder es esta: ¿volvemos al punto donde se encontraba el mundo antes del coronavirus o lo rediseñamos? La decisión es nuestra

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *