Después de la Pandemia, el 63% de los trabajadores desea continuar con la modalidad de teletrabajo.

Por Marcelo Perez (Para Ikigai)

 

La Red Internacional de Educación para el Trabajo (RIET), confirma en su última encuesta, «Teletrabajo en la Argentina en contexto de aislamiento social». Los datos más destacados de la misma señala que solo un 11 por ciento, lo hacía antes que comenzara la pandemia del covid-19, mientras que un 80 por ciento de los encuestados afirmo estar en este momento con la modalidad «Home Office» o trabajo a distancia.

El estudio, relevado durante el mes de abril, “recopiló información sobre los factores que inciden en la productividad en trabajadores de todo el país. Este estudio se enfocó especialmente en aquellos aspectos que inciden en la motivación, el planeamiento, el liderazgo y las habilidades blandas.»

Santiago Fraga, investigador de la RIET, afirmo, que «desde el 20 de marzo, cuando se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el teletrabajo dejó de ser una opción y se convirtió en una necesidad. Ante este escenario, las organizaciones de diferentes sectores e industrias se vieron obligadas a actuar rápidamente para encontrar alternativas que les permitieran continuar con sus actividades sin perder productividad.»

 

PERFIL DE LOS ENCUESTADOS

 

Como dijimos en el inicio de la nota, los datos dados a conocer por La Red Internacional de Educación para el Trabajo (RIET), el 80% de las personas afirma estar teletrabajando, pero sólo un 11% lo hacía antes de que comenzara el período de aislamiento. Un motivo por el cual algunos sectores siguen inactivos, es porque una buena parte de ellos, no pueden realzar su trabajo a distancia.

En tanto que «el 78% de las personas que respondieron la encuesta residen en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (32%) y en provincia de Buenos Aires (46%). El mayor porcentaje corresponde a personas de entre 24 y 39 años (62%), seguido por los de 40 a 55 años (24%). En cuanto al sector en el que se desempeñan, el 67% trabaja en el sector privado y el 33% restante en el sector público.»

El perfil más representado en la encuesta corresponde al sector profesional o no profesional de apoyo (46%), seguidos por aquellos que ocupan cargos de jefes, supervisores o responsables de proyectos (25%), trabajadores independientes y/o cooperativos (14%), alta gerencia (4%), y directores o gerentes (11%).

 

HABILIDADES PARA EL TELETRABAJO

 

Otro de los aspectos relevantes de la encuesta señala el cambio de hábitos en las funciones laborales del teletrabajador, entre ellas la disminución en las tareas de planificación diaria (47%) o semanalmente (27%), aunque, como señala el estudio, los cambios son demasiados recientes para indicar una tendencia.

En contextos de encierro, la mayoría de las personas se auto perciben con capacidad para coordinar el trabajo a la distancia con otros (18%) y de demostrar flexibilidad ante cambios inesperados (17%). En tanto, casi no se reconoce la práctica de la inteligencia emocional (5%) y de las habilidades de negociación (2%).

El estudio, además indica que entre los factores decisivos en la productividad es cómo los jefes despliegan estrategias para que sus equipos puedan teletrabajar de manera eficiente. «Entre las habilidades más valoradas en este contexto, la principal ha sido que los jefes confían en las personas y el equipo (18%), seguido por que su capacidad de ser flexible (14%) y cercano a sus colaboradores (12%).»

 

TELETRABAJO: “¡ALLA VOY!”

 

De las personas que están teletrabajando a causa del contexto de aislamiento social, «el 63% desea seguir con esta modalidad al finalizar el mismo. Entre los principales se afirma que el teletrabajo les permite aumentar su productividad (35%) y ahorrar tiempo de viaje (29%). No obstante, el 50% afirmó que le gustaría teletrabajar sólo 2 veces por semana, seguido de quienes preferirían hacerlo 3 y 4 veces por semana 33%.»

«En un país caracterizado por la falta de experiencia previa y la ausencia de infraestructuras sólidas, uno de los principales desafíos de las organizaciones que apuestan al teletrabajo es mantener y garantizar la productividad. Los resultados de esta encuesta nos muestran que la planificación, acompañada de cierta flexibilidad, es un factor crucial para generar un clima de colaboración y confianza que incide directamente en la motivación de los trabajadores», concluyó Fraga.

 

Ver informe completo:

https://rebrand.ly/FT_teletrabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *